La vida está llena de caminos alternativos; hay senderos angostos y serpenteantes, caminos rectos y amplias carreteras. Cada uno de nosotros tiene la posibilidad y el privilegio de poder elegir por dónde caminar.

"Sólo se volverá clara tu visión cuando puedas mirar en tu propio corazón, porque quien mira hacia afuera duerme y quien mira hacia adentro, despierta" (Carl Jung)


sábado, 1 de mayo de 2010

LA COCINA DE LA VIDA

Cocinar es un acto de amor!!! Cuando cocinamos nos transformamos en alquimistas de sabores, aromas, colores y formas. En la cocina, inciamos un diálogo silencioso con todos los ingredientes que elegimos usar y si abrimos nuestros canales de percepción, descubriremos que cada uno de ellos nos brinda una dosis de sabiduría para que ella se transforme en componente indispensable de la comida nuestra de cada día. ¿Para qué cocinamos? Cocinamos para alimentar el cuerpo; pero cuando cocinamos también se expresa la voz del alma y el espíritu de la vida despliega su presencia en cada ingrediente. Los procesos de alquimia en la cocina son un puente hacia nuestra espiritualidad creativa y este acto de transmutación nos conecta con la esencia que impregna todo lo tangible y lo intangible. Así, transformamos la materia (frutas, legumbres, semillas, verduras, cereales...) en energía vital. Experimentemos en la Cocina de la Vida!!! Preparemos el lugar, cuidemos la limpieza y el orden hasta en los detalles más chiquitos. Creemos un ambiente agradable, y, como si no existiera el reloj, vayamos ¡manos a la obra! Nuestra presencia en el aquí y ahora es importante, pues nuestra energía estará allí, en lo que cocinemos. Elijamos los ingredientes uno por uno; iniciemos con ellos un diálogo de viej@s amig@s!!! y lograremos combinarlos adecuadamente para la ocasión. Honremos la vida cuidando nuestra actitud en la cocina; recordemos ser "amor en acción" y recordemos también, que al cocinar somos co-creadores responsables de salud. Por lo tanto ATENCIÓN!!! Abstenerse cuando el enojo o el malhumor dan vueltas adentro nuestro! esto también se transformará en un ingrediente más de la comida que cocinemos, comamos y coman otros invitados. ¿Cómo elegimos los ingredientes? ¿Qué tenemos en cuenta en la elección? Colores, Aromas, Sabores, el "Clima" (temperatura, humedad...), el tipo de actividad...Tener en cuenta la presencia de los 5 sabores, los 5 aromas, las 5 energías, la diversidad de colores en armonía, nuestro estado energético y anímico, nuestro entorno climático/geográfico y nuestra actividad del día nos indica un vínculo óptimo entre nuestra comida, nosotros y la vida.         ver más : http://www.revistaea.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario